Tiburón Zorro

Tiburón Zorro

Alopias Superciliosus es el nombre científico con el que se ha bautizado a este animal, aunque es también conocido como el tiburón zorro, zorro ojón, zorro de anteojos, rabudo y rabón. Su familia es Alopiidae, y pertenece a la especie de los elasmobranquio lamniforme.

¿Dónde habita el tiburón zorro?

Es un tiburón de las profundidades, puesto que le gusta estar a unos 30 o 40 metros lejos de la superficie. Su hábitat se ubica en todos los océanos tropicales a nivel mundial, puesto que las aguas templadas son las de su preferencia, aunque se ha demostrado que logra adecuarse al clima frío.

Generalmente se queda en lo profundo, saliendo a las costas en casos muy puntuales, específicamente cuando va a alimentarse de plantas marinas, o cuando aún es una cría y utiliza los alimentos flotantes para preservar su vida.

Características del tiburón zorro

Tiburón Zorro

Son especies muy grandes que alcanzan los 5 metros de largo y más de 350 kilogramos en peso. Sin duda alguna lo más sorprendente de este animal es su aleta caudal, tan inmensa que abarca la mitad de la longitud de su cuerpo, es decir que pudiese medir hasta más de 2 metros.

Y es obvio que saben sacarle provecho a su atributo más llamativo, ya que con la cola aglomeran a los peces, los golpean y los logran aturdir, con el único fin de convertirlos en objeto de caza y consumirlos.

Sus cabezas son pequeñas en comparación a las demás partes de su cuerpo, y el color de la piel les varia, en algunos casos es marrón y en otros casos se torna negra, con la inclusión de toques metálicos y blancos en el dorsal y el abdomen, respectivamente.

¿De qué se alimentan los tiburones zorro?

Sus presas favoritas son los grandes cardumenes de peces pequeños, entre los que destacan las sardinas y las conocidas caballas. Pero, además caza aves marinas, pulpos, calamares, cangrejos, anchoas, sepias y muchas especies más, puesto que sus gustos gastronómicos son amplios.

¿Los tiburones zorro comen personas?

Estos peces son realmente tímidos, y se suelen alejar al evidenciar la presencia de depredadores más grandes o de personas, por ello es muy difícil que se llegue a concertar el ataque a un ser humano, y muchos menos a convertirlo en parte de su menú.

Reproducción de los tiburones zorro

Los tiburones zorro alcanzan su madurez sexual en edades que se encuentran entre los 3 y 9 años, y su ciclo reproductivo se da cada 2 años, con una gestación aproximada de 9 meses. En resumen, es un animal bastante lento en procrearse.

Son ovovivíparos, por ende crecen en huevos dentro de la madre, y los embriones se van alimentando de la yema contenida en los mismos, una vez que salen a la luz comienza la supervivencia entre los hermanos, puesto que se comen unos a otros a fin de que se conserven los más fuertes.

Por lo general solo se mantienen con vida de 2 a 4 crías, las cuales salen del útero, hacia el agua de mar, cuando tienen una longitud aproximada de 150 centímetros de largo.

¿El tiburón zorro está en peligro de extinción?

Tiburón Zorro

Esta especie es muy perseguida por los pescadores, y ha sido disminuida radicalmente, puesto que su carne es codiciada para el consumo, sus órganos sirven como fuentes altas de proteínas y vitaminas, y la piel se utiliza en la confección de productos textiles. En conclusión se puede decir que es un animal que se extinguirá de seguir así su caza.

Conservación del tiburón zorro

Dada la amenaza de extinción, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en conjunto con conservacionista, científicos y pescadores, han instaurado planes de emergencia que evitan que se lleve a cabo la sobre pesca de este tiburón.

Aunque estos programas no se han establecido en todos los lugares donde habita este animal, por lo que poco se sabe la cantidad que quede de ellos a nivel general.

Curiosidades del tiburón zorro

  • Su enorme cola alcanza el tamaño de la mitad de su cuerpo, y tiene tanta fuerza en ella que puede ocasionar la muerte de otros animales con tan solo darles un golpe.
  • Se sabe que los tiburones zorro se elevan hacia la superficie, tal cual como un delfín, lo que es posible gracias a la fuerza y tamaño de sus aletas pectorales.
  • Sus crías se comen unas a otras dentro del útero de la madre para poder crecer hasta que queda una o un par.