Tiburón musola viuda

El tiburón musola viuda también es conocido como tiburón sabueso de aleta estrecha. Su nombre científico es Mustelus norrisi y pertenece a la familia Triakidae.

¿Dónde habita el tiburón musola norrisi?

Este hermoso animal puede ser hallado en un rango de profundidad que varía desde los 0 hasta los 84 metros por debajo de la superficie; aunque prefiere quedarse a menos de 55 metros, específicamente en los fondos arenosos y fangosos de las costas.

Entre los países que albergan a esta especie tenemos a: Venezuela, Colombia, Brasil y los Estados Unidos de Norteamérica (Florida, Georgia, Alabama, Carolina del Sur y Texas).

Se ha detectado que su distribución es irregular en el Atlántico occidental y que además realiza movimientos migratorios hacia el golfo de México; dirigiéndose a costas de poca profundidad cuando es invierno y hacia el mar adentro cuando llega el verano.

Asimismo, se segregan de acuerdo al sexo y al tamaño, justo enfrente de las aguas del estado de Florida; en donde se ha observado que los machos adultos se agrupan en las costas cuando es invierno.

Características del tiburón musola viuda

Tiburón musola viuda

Lo primero que hay que destacar es que, de acuerdo a algunas investigaciones, puede que el tiburón musola viuda sea exactamente el mismo tiburón musola pintada (Mustelus canis). Sin embargo, esto aún no se ha confirmado.

En cuanto al tamaño, este se considera pequeño pues las hembras alcanzan en promedio los 1,23 metros de largo; mientras los machos son un poco más pequeños, midiendo alrededor de 1,18 metros de largo.

Su cuerpo es bastante alargado, su color es oscuro por la parte superior y se aclara en la parte inferior o ventral. Además, sus aletas son bastante angostas; siendo esta la razón de que se le llame sabueso de aleta estrecha en algunos lugares.

¿De qué se alimentan los tiburones musola viuda?

El menú alimenticio de estos escualos se basa principalmente de camarones, cangrejos y peces pequeños.

¿Los tiburones musola viuda comen personas?

No, estos peces no muestran interés en el consumo de la carne humana; de hecho, se consideran como animales inofensivos.

Reproducción de los tiburones musola viuda

Los tiburones musola viuda son vivíparos, lo que quiere decir que la hembra mantiene a las crías en su interior; alimentándolas a través de la placenta hasta que las mismas alcanzan el tamaño idóneo para ser dadas a luz.

Las camadas suelen componerse de 7 a 14 alevinos, los cuales nacen midiendo entre 23 y 37 centímetros de largo. El tiempo de gestación hasta los momentos es desconocido.

Es importante señalar que la madurez sexual varía levemente de acuerdo al sexo; y es que la hembra debe esperar a poseer entre 76 y 87 centímetros de largo, mientras el macho puede aparearse cuando cuenta con unos 76 a 81 centímetros de largo.

¿El tiburón musola viuda está en peligro de extinción?

Realmente no se sabe si este tiburón se encuentra o no en peligro de extinción, ya que ha sido incluido dentro de la categoría de «datos deficiente»; de acuerdo a los listados rojos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Sin embargo, suele ser capturado por pesquerías de arrastre de los Estados Unidos y en el golfo de México; y es muy probable que la pesquería incidental también lo afecte.

Por otro lado, se ha determinado una pesca intensa en las costas de países como Brasil, Venezuela y Colombia; aunque la información es muy imprecisa.

Conservación del tiburón musola viuda

Tiburón musola viuda

Lamentablemente no existen medidas que ayuden a salvaguardar a este animal. Pero los científicos trabajan en pro de determinar si el Mustelus norris (musola viuda) corresponde al Mustelus canis (musola pintada); puesto que ese sería el primer paso para su estudio poblacional.

Curiosidades del tiburón musola viuda

  • Algunos científicos creen que la musola viuda puede ser la misma musola pintada. Aunque, debido a la falta de datos, aún no está confirmado.
  • Estos tiburones se dividen en grupos de acuerdo al sexo y el tamaño.
  • Realizan migraciones según la temporada, en búsqueda de un clima que sea de su agrado.